La Familia Pisanob

Por Greg Stolze y John Chambers

HISTORIA

A principios del siglo XVI Hernán Cortés dirigió una expedición desde la colonia española de Cuba para investigar las historias sobre las riquezas del Imperio de los aztecas. Unos pocos oportunistas Giovanni se unieron al conquistador y descubrieron que los sacerdotes y hechiceros aztecas practicaban su propia versión formalizada de la nigromancia. Los españoles, procedentes de una cultura cristiana e intolerantes con lo que no comprendían, mataron a los aztecas y les robaron sus riquezas.
En su origen los Pisanob (un término maya que se refiere a los fantasmas de los muertos que caminan sobre la tierra) eran un grupo estrechamente unido de sacerdotes que supervisaban las ceremonias y sacrificios realizados a los dioses. Lo que no decían a sus seguidores era que atrapaban las almas de las víctimas de los sacrificios y las confinaban en cráneos, obligando a los espíritus a cumplir sus órdenes. Los Giovanni quedaron impresionados ante el conocimiento nigromántico de estos sacerdotes.
Mientras tanto en el Inframundo se estaba librando una terrible guerra entre los espíritus de los nativos y los que habían llegado con los conquistadores. Los rituales de los Pisanob comenzaron a fallar, y no pudieron hacer frente a los españoles. Los Giovanni, que ya se habían enfrentado a una situación similar durante la Peste Negra, sabían lo que estaba ocurriendo y no deseando que los conocimientos nigrománticos de los aztecas se perdieran, pidieron permiso a los antiguos de Venecia para Abrazarlos. Augustus estaba intrigado y dio su visto bueno.
De este modo, los Giovanni contactaron con los Pisanob y fueron llevados ante su líder, un hombre llamado Pochtli, que aceptó la alianza con los vampiros. Muy pronto los neonatos Pisanob continuaron con la labor de sus antecesores, extendiéndose entre las culturas precolombinas como la viruela. Al contrario que los Giovanni en principio los Pisanob no constituían una verdadera familia, sino una sociedad de sacerdotes. A finales del siglo XIX habían adoptado lazos familiares y transmitieron el Abrazo sólo a sus parientes.
Los Pisanob utilizaron su poder vampírico para obtener conocimiento más que riquezas temporales, aunque algunos miembros de la familia localizaron varias minas de oro a partir de la información obtenida de los espíritus. Sus prácticas nigrománticas estaban muy unidas a los rituales de sacrificio precolombinos, realizando elaboradas ceremonias.
Actualmente los Pisanob suelen trabajar en los hospitales e instituciones médicas de Sudamérica, pero a menudo también trabajan como mercenarios o guardaespaldas para políticos, empresarios y terratenientes de la zona. Algunos incluso han sido entrenados por la CIA y se han unido a las organizaciones paramilitares colombianas o a los cárteles de la droga.
La familia Pisanob atraviesa momentos difíciles. Aunque la mayoría de sus refugios-templos en el interior de México están seguros, muchos santuarios de la familia fuera del país se encuentran en situación comprometida. Entre los ataques del Sabbat y los conflictos en el Inframundo con los Heraldos de las Calaveras, los Pisanob se encontraban asediados y con graves problemas incluso antes de que estallara el último Maelstrom en el mundo espiritual. Cuando la mitad de sus servidores fantasmales fueron destruidos en un instante, los Pisanob quedaron en una situación vulnerable ante la venganza de espíritus que habían aguardado su oportunidad desde antes de que Cristóbal Colón llegara a América. La única razón de que el Templo de Pocthli haya sobrevivido es que el Maelstrom y sus consecuencias no afectaron tanto a los Pisanob como a sus enemigos, los Heraldos de las Calaveras, y al igual que los Pisanob, los Heraldos también fueron atacados por un grupo de humanos que afirmaban ser enviados de un poder superior para recuperar el mundo. Como el Sabbat es la principal facción vampírica de México, han sido los Cainitas los más afectados por los ataques de estos cazadores, mientras que los pocos vampiros mexicanos de la Camarilla se mantienen al margen y se congratulan unos a otros por la protección de la Mascarada. Numerosos Pisanob también han encontrado su final a manos de estos cazadores mortales, atrapados en los conflictos entre sectas o comprometidos salvándose entre ellos.
Con la comunidad vampírica de México en confusión, la organización de la familia Pisanob está en ruinas. Algunos miembros de la familia están relativamente seguros trabajando como traficantes de armas, mercenarios o en los hospitales de América Central y del Sur. Pero con el núcleo de la familia asediado en México, estos Vástagos dependen en gran medida de sí mismos.
Para alguno, la situación es perfecta: están contentos de dedicarse a sus actividades, sin sus antiguos mirando por encima de sus hombros y exigiéndoles un tributo espiritual. Sin embargo, la familia Giovanni de Venecia no está dispuesta a que los Pisanob se duerman en los laureles, pero como en estos momentos los viajes por los reinos fantasmales son realmente difíciles, su mejor forma de recuperar la unidad de los Pisanob es reconstruir lo que fue destruido en México.
En estos momentos entre los Pisanob circulan rumores sin control, por lo menos entre los que mantienen contacto entre ellos. “Augustus Giovanni viene hacia aquí” –afirma uno-“porque está cabreado con Pochtli y quiere matarlo en persona”. “Los Giovanni han pedido a Pochtli que acuda a Venecia. Si va, lo matarán –asumiendo que nadie lo destruya por el camino. ¡Y si no va destruirán a toda la familia Pisanob!” –afirma otro. Según un tercer rumor “Todos los Pisanob serán invitados a una reunión en el Templo de Venecia durante la fiesta familiar del 4 de abril para lanzar un contraataque masivo contra el mundo. Han invertido demasiado en nosotros para abandonarnos –¡pero quien no aparezca para colaborar en el Gran Golpe será perseguido y eliminado!”
Toda la inquietud entre los Pisanob es muy desafortunada, pues al menos uno de los experimentos de Pochtli ha tenido éxito. El resultado es el llamado (de forma bastante arrogante) Ritual de Pochtli, y podría ser la herramienta que necesitan los Pisanob para cambiar las tornas –si sobreviven el tiempo suficiente para transmitirlo entre la familia.

POCHTLI

Debido a la aterradora apariencia del fundador de la familia Pisanob y su predicación por invocar tambaleantes servidores zombi, no es sorprendente que comenzaran a circular rumores de que Pochtli no es un vampiro del clan Giovanni. Sin embargo, rumores aparte, existen fuertes evidencias de que Pochtli puede ser uno de los descendientes del linaje desaparecido de Cappadocius.
En primer lugar, ninguno de los Giovanni supervivientes que acompañaron a los conquistadores de Hernán Cortés a Tenochtitlan admiten haber Abrazado a Pochtli, aunque sí a otros de los Pisanob. De hecho, si los registros de la familia y los recuerdos de los Vástagos son correctos, teniendo en cuenta que Pochtli parece ser un vampiro de la Sexta Generación, no existen testimonios de que ningún vampiros del Clan Giovanni de la Quinta Generación visitara el Nuevo Mundo durante la conquista de las aztecas (Debido a los peligros de los viajes por mar durante el siglo XVI, ningún antiguo se arriesgaría a realizar un viaje incierto y largo a un continente desconocido sin razones extremadamente importantes).
En segundo lugar, las historias contadas por otros Vástagos de Mesoamérica afirman que entre los aztecas habitaba un antiguo vampiro con un prole de chiquillos y que era adorado como el dios de la guerra, Huitzilopochtli. Obviamente, la similitud entre el nombre de este dios y el nombre de Pochtli, son pronunciadas. Sin embargo, las historias de los Vástagos mesoamericanos afirman que Huitzilopochlti caminaba entre los aztecas ya en el siglo XII, casi cuatro siglos antes de que el primer vampiro Giovanni pusiera el pie en el Nuevo Mundo.
Y finalmente, algunos Giovanni señalan a la apariencia cadavérica de Pochtli, Como los predecesores Capadocios de los Giovanni, Pochtli parece ser un cadáver ambulante, con piel pálida y reseca como un pergamino que cuelga sobre los huesos y un rostro horroroso con ojos hundidos y sin párpados y labios resecos y marchitos que dejan ver una boca llena de dientes afilados. Los únicos “Giovanni” que muestran estos rasgos son los que fueron Abrazados antes de que los Nigromantes venecianos se convirtieran en clan o algunos sospechosos “atavismos de la Sangre”.
Además de estos indicios, existen muchas evidencias circunstanciales que apoyan la teoría de que Pochtli es un superviviente del Clan Capadocio pero no existen pruebas concretas. Es posible que el sire de Pochtli encontrara la Muerte Final antes de que pudiera regresar de su viaje al Nuevo Mundo o que el sire de Pochtli todavía existe pero no esté dispuesto a admitir que fue el creador del monstruo deforme que lidera a los Pisanob. Es posible que Huitzlipochtli sea otro Vástago completamente distinto o que sea simplemente un mito inventado por los Cainitas mesoamericanos, que a ojos de los Giovanni, son poco mejores que los salvajes que los precedieron. Además, como podría ser el caso de Pochtli, existen varios casos documentados sobre Vástagos que resultaron físicamente deformados por el Abrazo, aunque dentro de su clan esa deformidad no sea la norma. La vitae Cainita es una sustancia volátil cuyos efectos en la fisiología mortal no siempre pueden ser predecidos. Por lo tanto es posible que Pochtli no sea nada más que un Vástago Giovanni con un desafortunado defecto, y que está siendo denostado porque es diferente.
Sin embargo, si los rumores y conjeturas son ciertos, surgen otras muchas preguntas. ¿Por qué los Giovanni permitieron que Pochtli sobreviviera en lugar de destruirlo con el resto de los Capadocios? ¿Ha creado más chiquillos dentro de su antiguo templo? ¿Y si su reciente “fracaso” para destruir a los Heraldos de las Calaveras es simplemente un paso en algún siniestro plan secreto en el que finalmente pretende unirse a los Lazarenos para erradicar a los Giovanni?
Cualesquiera que sea la verdad, no parece que será revelada a corto plazo. Y las conjeturas continúan.

NIGROMANCIA PISANOB

Las raíces de la Nigromancia de la familia Pisanob, aliada con los Giovanni, se entremezclan con las oscuras raíces de las culturas mesoamericanas de los aztecas, y en menor grado con las de sus predecesores, mayas y toltecas. La magia de la muerte practicaba por los Pisanob está inexorablemente vinculada a las elaboradas ceremonias y ritos religiosos de los aztecas. Como resultado, los Pisanob se han vuelto dependientes de los elementos rituales que utilizaban sus antepasados. Sin ellos, los Nigromantes Pisanob encuentran que utilizar el Arte Negro es mucho más difícil, sino imposible. En términos de juego, el jugador de un personaje Pisanob sufre un aumento de +2 a la dificultad de las tiradas de Nigromancia si no utiliza los rituales apropiados, aunque esta desventaja puede ser superada durante una escena mediante el gasto de un punto de Fuerza de Voluntad.
Debido a la naturaleza ritual de sus artes, no es sorprendente que los Pisanob hayan desarrollado numerosos rituales nigrománticos al que sólo tienen acceso un número limitado de miembros de la familia (o incluso un solo individuo) y que guardan celosamente. De los siguientes rituales, sólo el Ritual de Pochtli es ampliamente conocido por Vástagos ajenos a la familia Pisanob.

RITUAL DEL ESPEJO HUMEANTE (Nivel 1)

Este ritual recibe su nombre del dios azteca Tezcatlipica, y permite al Nigromante utilizar un espejo de obsidiana para ver de la misma forma que los fantasmas. Contemplando las profundidades oscuras del espejo, el Pisanob puede descubrir los defectos de u objeto, percibir de forma general el estado de salud de los mortales o incluso leer el aura de un ser.
Al principio del ritual, el Vástago decide cuál de los dos aspectos utilizará –no puede utilizar los dos a la vez. Con Visión de Vida, el Nigromante puede leer auras como si tuviera el poder de nivel dos de Auspex, Percepción del Aura. Por otra parte, con Visión de Muerte, el Nigromante consigue la habilidad de ver a los wraiths en las Tierras de las Sombras. También muestra la marca del olvido en los vivos, algo que un Nigromante con conocimiento puede utilizar para diagnosticar y estudiar enfermedades, daños o incapacidades que un objetivo sufre o puede sufrir con una tirada exitosa de Percepción + Medicina (dificultad 4 a 8, dependiendo de la naturaleza de la aflicción). A discreción del Narrador, el Vástago puede realizar un estudio similar de los defectos de un objeto y cómo repararlo, si ese objeto tiene un estrecho vínculo con las energías de la vida –o la muerte (como el cuchillo de un asesino o una caja-invernadero para hacer crecer hierbas curativas).
Sistema: Para realizar el ritual, el Nigromante debe sostener un espejo de obsidiana de bordes afilados que corten la carne de quien lo sostenga. Mientras la vitae mancha la superficie del espejo, establecerá un vínculo entre los mundos de vivos y muertes, permitiendo al Nigromante utilizarlo. Si el Vástago desea emplea Visión de Vida, invocará el poder de Tonatiuh, El que viaja ante la Luz. Si desea emplear la Visión de Muerte, invocará a Mictlantéotl, dios azteca del mundo de los muertos. Entonces el jugador tira para activar el ritual (Inteligencia + Ocultismo, dificultad 4). Si tiene éxito, el Nigromante puede observar el mundo como un wraith a través de la superficie reflectante del espejo durante una escena. Con un fracaso, el vampiro puede provocar la ira de las deidades a las que invoca, con desastrosos resultados.
Sistema TM: Como se ha descrito, es necesario un Desafío extático mental con una dificultad de cuatro Rasgos (modificado por la fuerza de la Mortaja si alguna clase de Nigromancia la ha alterado). Si tiene éxito el efecto permite al Nigromante utilizar un espejo como foco para ver el Inframundo. El vampiro puede ver con Visión de Muerte, utilizando con un Desafío Mental con la Habilidad de Medicina para determinar el estado de salud de alguien (y sus niveles de salud), y utilizando el efecto sobre los objetos utilizando Pericias, o Visión de Vida, el Nigromante consigue la habilidad para ver auras con un Desafío Mental Extático. Recuerda que el jugador debe tener una carta de objeto que represente el espejo apropiado para utilizar en el ritual, y que sólo el reflejo del espejo revela estos efectos.

EL RITUAL DE POCHTLI (Nivel 2)

Los efectos de este ritual fueron desarrollados colaborando con varios vampiros de la familia Ghiberti que habían estado residiendo en el templo de Pochtli durante casi dos décadas. Como ambas familias de nigromantes tenían un profundo historial de empleo de elaboradas ceremonias, se sentían más cómodas investigando y colaborando entre sí que con la familia Giovanni de Venecia. Uno de los resultados de esta cooperación fue este metaritual. No puede lanzarse solo, sino en conjunción con otro ritual nigromántico o junto con el uso ritualizado de una senda nigromántica.
El ritual consiste en una ceremonia en la que dos o más Vástagos nigromantes retienen a un recipiente mortal y le hacen incisiones en el cuerpo formando blasfemos jeroglíficos egipcios o símbolos aztecas. Los Vástagos beben de estas heridas. Este ritual hace posible que los Nigromantes creen efectos muy poderosos de magia de la muerte.
Sistema: El jugador hace una tirada normal para activar este poder (Inteligencia + Ocultismo, dificultad 5, porque es un ritual de Nivel 2). Si la tirada tiene éxito, los Vástagos que han participado en el ritual pueden colaborar juntos en la senda o ritual para la que se realizó el Ritual de Pochtli, y los jugadores comparten los éxitos obtenidos. Recuerda que la aplicación de Nigromancia favorecida por este ritual requiere su propia tirada y los éxitos (y fallos) obtenidos por el grupo son acumulados.
Si un vampiro Giovanni intenta utilizar el Ritual de Pochtli con una senda o ritual, debe saber cómo utilizar la Nigromancia del estilo de los Ghiberti o Pisanob. Además, todos los Vástagos que participan en el ritual deben conocer el ritual o Pochtli y además el ritual o poder de senda nigromántica que quieren “intensificar”.
Por ejemplo, tres vampiros Pisanob intentan utilizar el Ritual de Pochtli para arrancar el alma de un ghoul del Sabbat que ha invadido su refugio. Cada jugador hace su tirada para utilizar el Ritual de Pochtli, y todos tienen éxito, y a continuación hacen un intento colectivo para utilizar el nivel 4 de la Senda del Osario, Robar Alma. El primer jugador Pisanob obtiene tres éxitos, el segundo consigue dos, y el tercero sólo consigue uno (que habrían podido ser dos, pero sacó un 1 en la tirada). En total acumulan un total de seis éxitos, arrancando el alma del ghoul de su cuerpo durante un total de seis horas.
La desventaja de este ritual es que el fracaso de un único jugador en la tirada de activación niega los éxitos de todo el grupo, lo que provoca un horrible fallo para los participantes del ritual.
Sistema TM: Cada participante del Ritual de Pochtli debe conocer este ritual, conocer Nigromancia al estilo de las familias Ghiberti o Pisanob y debe activar el ritual o senda que quiere utilizar inmediatamente después de su uso. Deberías interpretar los gritos de terror de una víctima sobre la que están grabando los símbolos nigrománticos y puedes utilizar gominolas rojas para las marcas y saciar la “sed” de los participantes ¡pero procura que no haya personas ajenas al juego en las cercanías! Y si estás haciendo esta clase de cosas en público, será mejor que te lo pienses y vuelvas a tu habitación a hacer rituales lejos de ojos curiosos.
Cada individuo que tiene éxito en la activación del Ritual de Pochtl añade su poder a la duración del poder de Nigromancia que desea mejorar. Si el grupo desea utilizar el poder Invocar Alma, por ejemplo, y los tres participantes tuvieron éxito en la tirada del ritual y después en la activación del poder, la duración del poder se triplica (tres preguntas/tres turnos). Sólo quienes tienen éxito en la activación del ritual y posteriormente en la activación del poder añade su poder al efecto final. No puedes combinar a más de cinco personas en este ritual.

SEÑAL DIVINA (Nivel 3)

Con este ritual el Nigromante Pisanob puede utilizar los principios de la astrología azteca para adivinar el futuro de una persona en un día. Utilizado sobre los vivos, esta información permite al Nigromante adivinar las acciones futuras del objetivo. Sobre los muertos, este conocimiento forja una conexión más íntima con el objetivo, haciendo más fácil lanzar otros efectos nigrománticos sobre él.
Sistema: Después de descubrir la fecha de nacimiento de una persona, el jugador Pisanob puede tirar para activar este ritual tras estudiar la referencia astrológica en el “Tonalamatl”, el Libro de los Destinos azteca, y a continuación descubrirá el futuro de esa persona en un día. Si tiene éxito, el Vástago puede utilizar esta información para predecir el siguiente curso de acción del objetivo, permitiéndole reaccionar con antelación. El efecto sobre los wraiths es bastante diferente. Como ya han muerto, el Tonalamatl no puede ofrecer conocimiento sobre el destino de los espíritus, que ya han terminado el curso de sus vidas. En su lugar, el ritual imparte al Nigromante un conocimiento íntimo y profundo del wraith en cuestión, que actúa como conexión con el fantasma, facilitando la invocación de otros efectos nigrománticos sobre el espíritu. A propósito de juego, el efecto es equivalente a poseer uno de los grilletes del wraith (consulta el Ritual del Grillete Desenterrado en la página 165 del manual básico de Vampiro: la Mascarada).
Sistema TM: Haz un Desafío Mental Extático (la dificultad son los Rasgos Mentales del objetivo) a partir de la referencia del nombre del sujeto en el Libro de los Destinos (Adquirir una copia del Tonalamatl puede requerir el uso de Influencia en Ocultismo, y puede que necesites una habilidad especial de Lingüística si no está traducido). Si tiene éxito activando este ritual contra un objetivo vivo o no muerto, puedes volver a repetir una tirada en tu siguiente desafío contra ese individuo. Si se utiliza el ritual contra un wraith, se considera que el efecto actúa como si el Nigromante tuviera un Grillete para tu siguiente uso de Nigromancia sobre él. Debes tener la fecha de nacimiento del individuo, ya sea obtenida en el juego o mediante investigación e Influencia (como por ejemplo Burocracia). Los efectos de este ritual no se acumulan; no puedes utilizar varias veces sobre alguien para poder repetir una tirada varias veces. Sólo puedes volver a utilizar el ritual después de que has utilizado el efecto.

RITUAL DE XIPE TOPEC (Nivel 4)

En tiempos pasados, los sacerdotes aztecas arrancaban la piel a sus víctimas y la llevaban puesta como homenaje a Xipe Topec, dios del sufrimiento y la renovación. De una forma similar, los vampiros Giovanni de la familia Pisanob pueden despellejar vivas a sus presas, pero para darle un uso más pragmático –robar la identidad de esa persona.
Sistema: Para realizar el ritual, el Vástago retirar la capa superficial de piel de su víctima con una daga de obsidiana, teniendo cuidado de estropear lo mínimo posible la piel. La víctima debe sobrevivir al proceso (aunque puede morir por pérdida de sangre poco después si el ritual no es realizado adecuadamente). A continuación se drena la sangre de la víctima en un gran cáliz ceremonial dorado. La sangre drenada se mezcla con octli, amaranto y otros ingredientes. Cuando el Nigromante la bebe, la mezcla le hace sudar una fina capa de sangre (equivalente a un punto de sangre). Entonces el Vástago se pone la piel de su víctima, que con una tirada exitosa de activación (Inteligencia + Ocultismo, dificultad 7) absorbe la vitae del Vástago y comienza a pegarse, formando una segunda piel sobre la del Pisanob –si el ritual falla, los rasgos se distorsionan y el disfraz es inútil. Este poder no tiene efecto sobre Vástagos ni Lupinos.
Bajo un escrutinio visual normal, el disfraz es perfecto. Por supuesto, el ritual no proporciona al Nigromante ninguno de los conocimientos o costumbres de la víctima (ni tampoco enmascara la propia naturaleza no muerta del Vástago). Por lo tanto, funcionará mejor en situaciones en las que se minimice el contacto con familiares o amigos de la víctima del ritual. Para preserva la condición de la piel, el Vátago debe imbuirla con un punto de vitae de Vástago cada noche. Cuando el Pisanob se quita la piel (un proceso que causa un nivel de daño letal no absorbible y que debe realizarse con el mismo cuchillo que se utilizó para desollar a la víctima), queda arruinada e inservible.
No hace falta decir que realizar este ritual casi con seguridad requerirá un chequeo de Humanidad para los personajes con un nivel moral considerable.
Sistema TM: Para realizar este ritual debes quitar la piel de una víctima (sólo como acción de juego, por supuesto) –esto significa que tu víctima debe estar retenida o incapacitada, y debes tener un instrumento de desollamiento apropiado, lo que significa que es mejor activar el ritual en una acción fuera de escena. Debes realizar con éxito un Desafío Mental Extático (dificultad de siete Rasgos y repitiendo con Ocultismo) para realizar el ritual de forma adecuada con la piel despellejada y que se adapte correctamente. Como ocurre con la Disciplina Máscara de las Mil Caras, de Ofuscación, debería llevar una tarjeta para indicar el cambio de identidad. Si te sientes lo suficientemente interpretativo, puedes confiar al jugador al que robaste la pie, que interprete a tu personaje haciéndose pasar por la víctima original, aunque sólo se recomienda si confías en las dotes interpretativas de tu víctima.
Recuerda que el uso de este ritual requiere el gasto de un Rasgo de sangre, más un Rasgo adicional cada noche (lo que es importante para las sesiones que duran varias noches).

RITUAL DE TEYOLIA (Nivel 5)

Hace mucho tiempo los astrólogos mayas predijeron que el fin del mundo se produciría poco después del fin de un período de mil años. El reciente regreso y destrucción del Antediluviano Ravnos ha reforzado en el antiguo Pochtli la creencia de que los mayas tenían razón. Cree que de hecho, el fin profetizado del mundo es la inevitable Gehenna. En un esfuerzo para sobrevivir al fin de la era, Pochtli y sus lugartenientes han desarrollado un medio de arrancar los corazones de los Vástagos y preservan en ellos la sangre del corazón o “teyolia” de los Vástagos sacrificados. Cuando llegue la Gehenna, Pochtli pretende ofrecer los corazones de sus víctimas a los terribles dioses de la sangre en un intento de que no lo devoren a él y a su familia no muerta. Este terrible rito sólo es conocido por Pochtli y sus lugartenientes de más confianza en la familia Pisanob. Si cualquier Giovanni aparte de los Pisanob descubriera esta práctica, es muy posible que toda la familia Pisanob fuera destruida.
Sistema: Para realizar este ritual, el Nigromante debe llevar a un vampiro capturado a lo más alto del Templo de Pochtli. Allí, yaciendo boca arriba sobre el altar del templo, el Vástago que será sacrificado será retenido por brazos y piernas por cuatro ghouls camozotz. Entonces el Nigromante corta el pecho de la víctima con una daga de obsidiana y arrancarle el corazón, provocando la Muerte Final de la víctima con el sacrificio. A continuación el corazón es preservado en un recipiente especialmente preservado, que recibe el nombre de “chac mool”. No se necesita tirada. El proceso tiene éxito a menos que sea interrumpido.
Es posible diabolizar posteriormente al Vástago sacrificado bebiendo la sangre del corazón preservado, con todos los beneficios y desventajas asociados a un proceso de diablerie normal. También es posible para el Nigromante utilizar el poder acumulado en los corazones para efectos nigrománticos más poderosos…como los extraños pero persistentes rumores de la existencia de Vástagos sudamericanos que afirman ser una persona pero parecen otra completamente distinta.
Habitualmente un personaje jugador no conocerá este ritual. Este ritual es mejor utilizarlo para un objetivo siniestro dentro de la trama de la historia –un corazón robado con este rito no es probable que vuelva a entrar en juego (ya que Pochtli y sus servidores necesitan los corazones para otras cosas) por lo que el ritual es en esencia una forma muy desagradable para eliminar un personaje.
Sistema TM: Como este ritual no requiere desafío, todo lo que tienes que hacer (¡sólo!) es llevar a tu víctima al Templo de Pochtli –en México- así que probablemente esté fuera del escenario de tu Crónica, lo que posiblemente haga que tu personaje esté fuera de juego durante algún tiempo (los Narradores astutos pueden utilizar este viaje como una oportunidad para presentar otra historia, con las dificultades de introducir vampiros a través de las fronteras internacionales…). Los vampiros astutos pueden engañar a sus víctimas potenciales para que “visiten” el templo prometiendo ayuda, poder, riqueza o lo que sea, aunque lo cierto sea que sólo les aguarda una muerte terrible.

Print Friendly
This entry was posted in Cajón de Sastre, Linajes, Vampiro and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *